El valor de ZOWI como juguete educativo

El valor de ZOWI como juguete educativo

Una de las ideas más instauradas en la sociedad a la hora de valorar un juguete educativo es asociar a éste con un juguete poco divertido. Por el contrario, a aquello que puede parecer divertido para un niño se le resta valor pedagógico. Creemos que esta situación es injusta, y con Zowi intentaremos desmitificar alguno de estos dogmas que siguen perdurando en parte de la sociedad.

zowi-educativoZowi es un juguete electrónico que permite acercar a los niños al mundo de la tecnología “desde dentro”. Desde dentro quiere decir que podemos desmontarlo y conocer cómo funciona y de qué está hecho. Zowi es como cualquier producto tecnológico que utilizamos en nuestro día a día, conociendo cómo es Zowi podemos saber cómo se crea la tecnología.

Zowi se puede reprogramar, trabajando así el pensamiento computacional y desarrollando habilidades necesarias para la resolución de problemas.

La aplicación móvil de Zowi ofrece juegos y actividades con los que se trabajan procesos cognitivos como los reflejos, la atención o la memoria, y se desarrolla la inteligencia emocional, la expresión, el reconocimiento y la regulación de las emociones.

La comunidad de Zowi nos muestra la importancia del compartir. Un valor cada vez más difuminado, dado el carácter individualista de la sociedad. En ciencia y tecnología es fundamental compartir los nuevos descubrimientos, ¿os imagináis la evolución de la humanidad si Newton no hubiese publicado su teoría?

Además, Zowi es un compañero perfecto para descubrir cosas nuevas. Con los proyectos que acompañan a Zowi podemos adquirir nociones sobre cómo ven los murciélagos, qué es la gravedad y cómo nos afecta, o la frecuencia con la que ocurren sucesos aleatorios en nuestras vidas.

Todo esto, permite introducir a los usuarios en las competencias STEAM. Además, el carácter abierto de los proyectos, todos ellos con una propuesta de continuación, fomenta el desarrollo de la creatividad como pieza fundamental del ecosistema de Zowi.

Sumando los juegos integrados, la personalización que permite, los proyectos que se pueden hacer con él y el valor educativo del juguete le convierten en el robot libre ideal para diversión y aprendizaje.

Puedes leer este artículo en su fuente original aquí.