Programación

“En la sociedad actual no hay nada más importante que aprender
a pensar de forma creativa, porque la sociedad está cambiando tan
rápido que los estudiantes tienen que encontrar la forma de inventar
soluciones innovadoras a problemas nuevos”

Mitchel Resnick – Investigador del MIT. Creador de Scratch

Scratch es un lenguaje de programación creado en el prestigioso laboratorio de medios del MIT, de la mano de Mitchel Resnick y su equipo.

InterfazScratch20_2Su objetivo primordial: que la programación fuera accesible y atractiva para todos. Desde su lanzamiento, niños y niñas de 8 años en adelante han compartido más de 3 millones de proyectos en el sitio web de Scratch, además de los miles que se siguen subiendo a diario. Scratch se usa en muchos contextos: hogares, colegios, bibliotecas, centros comunitarios... abarcando un amplio abanico de edades: desde los grados de primaria hasta la educación superior; y transversalmente en muchas asignaturas: matemáticas, ciencias de la computación, lenguaje, arte y ciencias sociales. Si visitamos el sitio web de Scratch, se sorprenderá con la magnitud y versatilidad de este lenguaje, podemos encontrar historias animadas, excursiones virtuales, simulaciones de ciencias, anuncios de servicios públicos, proyectos de arte multimedia, juegos, editores de pintura, incluso tutoriales interactivos y boletines de noticias.

Actualmente, hay un movimiento global liderado principalmente por Code.org y CodeAcademy que promueve la enseñanza de la programación informática en las escuelas, poniendo el foco en los beneficios que se obtienen al desarrollar el pensamiento computacional a través de la programación en la edad escolar.

light-bot_ss4Además, existen multitud de estudios científicos en todo el mundo que han evaluado las capacidades, destrezas y competencias desarrolladas por estudiantes al aprender a programar. Un dato importante es el hecho de que existen evidencias científicas que demuestran que el alumnado que aprende a programar en edades tempranas tiene menos estereotipos de género en relación a las carreras STEM -Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas- (Women and Minorities in Science, Technology, Engineering and Mathematics) y menos reticencias para continuar sus estudios y profesiones en estas disciplinas (Gender related to success in science and technology).
    
Estos datos, sumados al hecho de que en un futuro próximo gran parte de la oferta laboral estará copada por profesiones que requieran conocimientos de tecnología en general y programación en particular, son los que nos motivan para  introducir la programación en la formación de los jóvenes desde los 8 años. No sólo se utilizará Scratch para esta tarea, sino que nos apoyaremos en otros programas adicionales, también de código libre, que ampliarán los horizontes de los jóvenes para desarrollar sus aptitudes y no poner límite a su creatividad.